Autosustento

Releyendo un  libro sobre el cuidado de una misma, me reencuentro con el “autosustento”.  Como yo lo entiendo, el “autosustento” , es además del cuidado físico, el cuidado emocional y espiritual, es dedicar tiempo a  actividades que nos proporcionen  placer y diversión.  La culpa, la baja autoestima, pensar que no somos suficientemente buenas, nos impiden darnos ese cuidado.  Para iniciar el camino podemos preguntarnos: Cómo puedo sustentarme a mi misma? y es que este cuidado implica un trabajo que va de la orientación exterior, hacia la oriéntación interior.  Herramientas para cuidarnos en próximas entregas.

Ya sé que te lo han dicho muchas veces, sin embargo yo también te lo voy a recordar.  No hay, nunca ha habido ni nunca habrá nadie como vos.  Valora tu singularidad, eres única [o] y tienes mucho y especial que ofrecer.

Autoestima

Autoestima

Si no te gusta donde estás, muévete, no eres un árbol.

Haz una lista de tus cualidades, habilidades y logros, y léala cada vez que te sientas con el ánimo bajo.  Si quieres puedes incluir también los piropos bonitos y sinceros que has recibido.